TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

tel121

ban421

TRAS CARTÓN   La Paternal, Villa Mitre y aledaños
 16 de junio de  2021
  • Alfajores Boca Calle: “Una mirada inclusiva”

    Alfajores Boca Calle: “Una mirada inclusiva”

    Desde hace

  • Una poeta que sigue atizando el fuego

    Una poeta que sigue atizando el fuego

    Despacito,

  • Asistencia al sector gastronómico

    Asistencia al sector gastronómico

    Con la fir

  • El Gobierno porteño podrá comprar vacunas

    El Gobierno porteño podrá comprar vacunas

    Por amplia

  • George Lukács: la teoría de la praxis

    George Lukács: la teoría de la praxis

    Hoy se cum

Marzo 2013

A CIEN AÑOS DE UN HITO DEL SOCIALISMO PORTEÑO

El triunfo electoral de 1913

Por Miguel Ruffo


El 30 de marzo de 1913, bajo la recientemente implementada Ley Sáenz Peña, el Partido Socialista ganó las elecciones en la ciudad. Las reivindicaciones de las clases trabajadoras pasaron así a ocupar un lugar central en el debate parlamentario.

 

“Con el sorprendente –dice Enrique Garguin– triunfo electoral del 30 de marzo de 1913 en la ciudad de Buenos Aires, el Partido Socialista (PS) obtuvo para sí la banca de senador y las dos de diputados por la mayoría. El éxito se repetiría al año siguiente y en 1924, interrumpiendo casi una década de predominio radical”. ¿Cuál fue el significado del triunfo electoral del PS? ¿Cómo se insertaba en la estrategia del partido esta victoria? ¿Cuáles eran los objetivos políticos y socioeconómicos del PS?

Juan B Justo, principal dirigente del socialismo argentino de la época, decía que los objetivos fundamentales de los trabajadores argentinos eran “la posesión del poder político, la transformación de la propiedad individual o corporativa de los instrumentos de trabajo en propiedad colectiva, social o común”. Y explicaba: “Entendemos por instrumentos de trabajo: la tierra, las minas, los transportes, las fábricas, máquinas, etc. La organización de la sociedad sobre la base de la federación económica; el usufructo de los instrumentos de trabajo por las colectividades obreras, garantizando a todos sus miembros el producto total de su trabajo y la enseñanza general científica y especial de cada profesión a los individuos de uno y otro sexo (…) En suma: el ideal del Partido Socialista es la completa emancipación de la clase trabajadora: es decir, la abolición de todas las clases sociales y su conversión en una sola de trabajadores dueños del fruto de su trabajo, libres, iguales, honrados e inteligentes”.

El PS quería alcanzar estos objetivos por medio de la lucha político-electoral. Su idea era conquistar primero una presencia parlamentaria y luego una mayoría en este órgano, a fin de introducir mediante reformas los cambios políticos y socioeconómicos que constituían su horizonte histórico.

El PS reconocía la lucha de clases, pero no la dictadura del proletariado; creía que por medio de la república parlamentaria podía alcanzar gradualmente sus objetivos educando social y políticamente a las clases trabajadoras. Empero, los socialistas eran conscientes del fraude electoral que caracterizaba a la república conservadora. Así decían: “Cada vez que la tea revolucionaria ha iluminado diferentes provincias argentinas, no faltaron estadistas que saliendo a la palestra dijeran: ‘Deponed las armas. Si amáis a vuestro país, si queréis reformas, id a los comicios: el voto debe ser la única revolución’. (…) Con esa legalidad, animados de los mejores deseos, creyendo sinceramente cumplir con los deberes de ciudadanos conscientes hemos acudido a las urnas el 10 de abril [de 1898], donde una camarilla de aventureros, contando con la impunidad y con una turba asalariada, no tan sólo se concretó a representar la eterna farsa, sino que hicieron desaparecer las listas que no pertenecían al ‘acuerdo’”.

Lo ocurrido en 1898 no fue una excepción, sino que constituía la “normalidad” de las elecciones bajo la hegemonía conservadora. No obstante, el PS siempre participó de las elecciones porque consideraba que el camino era electoral y confiaba en educar a los trabajadores y finalmente vencer al fraude. Nunca apoyó el PS el abstencionismo y el levantamiento militar de los radicales; consideraba a la UCR como un elemento más de la política criolla (caudillismo, golpismo, personalismos).

En 1904, el socialismo logra su primera victoria con la diputación de Alfredo Palacios. Continuó el partido bregando por la lucha político-electoral, enfrentando a los anarquistas y sindicalistas en el movimiento obrero. “El año 1912 –dice Félix Luna– fue especial para Justo, no sólo por lo bueno que le aconteció en lo político sino también por lo doloroso que padeció en lo personal. En abril, junto con Alfredo Palacios, fue electo diputado nacional por la minoría. Al amparo de las primeras elecciones libres, producto de la Ley Sáenz Peña, el Partido Socialista se presentó en las votaciones para diputados nacionales por la Capital Federal. Sin fraude por primera vez, ese 7 de abril los socialistas obtuvieron 32.000 votos y se posicionaron inmediatamente a continuación de los radicales”. Así, con su triunfo de 1913, los socialistas coronaron una estrategia política cimentada en la participación en los actos eleccionarios.

Continúa Félix Luna: “Los representantes conservadores del Congreso de la Nación veían con preocupación este ascenso de las clases medias y se propusieron revisar la ley electoral. La alarma fue mayor cuando en 1913 se realizaron elecciones que fortalecieron la presencia socialista en el Congreso (...) En aquel acto electoral, el partido recogió los frutos de la tarea legislativa desarrollada por Palacios y Justo a partir de 1912: el socialismo obtuvo dos nuevas bancas en la Cámara de Diputados, que ocuparon Mario Bravo y Nicolás Repetto. A los cuatro diputados socialistas se les sumó Enrique del Valle Iberlucea, el primer senador socialista de América. Al año siguiente, los socialistas lograron un triunfo mayor: los diputados eran nueve en total”. De esta manera, el PS consideraba que estaba en el camino que lo conduciría a su meta: conquistar una mayoría parlamentaria para introducir gradualmente el socialismo.

El PS era un partido que podemos tipificar como reformista parlamentario. Estaba relacionado con la II Internacional y la socialdemocracia alemana, ya ganada por el revisionismo de Bernstein, constituía su paradigma de partido político. Sin embargo, el PS no se proponía “administrar la crisis del capitalismo” sino introducir el socialismo. Juan B. Justo señalaba: “El socialismo es la lucha en defensa y para la elevación del pueblo trabajador que, guiado por la ciencia, tiende a realizar una libre e inteligente sociedad humana, basada sobre la propiedad colectiva de los medios de producción”.

Como vemos, los socialistas no se oponían a la socialización de los medios de producción, sólo que pretendían alcanzar ese objetivo por medio de la reforma parlamentaria. En este sentido, se oponían a los métodos de acción directa y huelga general de los anarquistas y sindicalistas porque consideraban que eran contraproducentes para el proletariado, ya que esas acciones facilitaban la represión de los trabajadores.

Todo esto forma parte de los límites reformistas del PS. Pero no sería justo limitar su acción a lo político-electoral; para los socialistas, la disputa política era central, pero se interrelacionaba también con las luchas gremiales y a nivel cooperativo.

En resumen, los socialistas creían fervientemente que las luchas electorales y parlamentarias los aproximaban al socialismo. Y en este sentido las elecciones porteñas de 1913 constituyeron un jalón en la meta de alcanzar ese objetivo.

Ciudad

Alfajores Boca Calle: “Una mirada inclusiva”

Alfajores Boca Calle: “Una mirada inclusiva”

12 Junio, 2021

Desde hace un mes y medio, se venden en los kioscos porteños los Boca Calle, alfajores producidos por personas en situación de calle que viven en la ciudad de Buenos Aires. Con un ...

Ciudad

Asistencia al sector gastronómico

Asistencia al sector gastronómico

08 Junio, 2021

Con la firma del ministro de Desarrollo Económico y Producción del Gobierno porteño, José Luis Giusti, se publicó ayer en el Boletín Oficial la Resolución 125/2021 de esa cartera, ...

Ciudad

El Gobierno porteño podrá comprar vacunas

El Gobierno porteño podrá comprar vacunas

05 Junio, 2021

Por amplia mayoría, la Legislatura de la Ciudad Autónoma sancionó en su última sesión la ley que faculta al Ejecutivo local a comprar vacunas contra el Covid-19. El proyecto corre...

Barriales

Fue borrado un emblemático mural

Fue borrado un emblemático mural

01 Junio, 2021

Como resultado del trabajo de blanqueo del paredón del Estadio Diego Armando Maradona realizado por personas vinculadas a la Asociación Atlética Argentinos Juniors, fue borrado el ...

Ciudad

“Estamos desviando el foco del debate”

“Estamos desviando el foco del debate”

29 Mayo, 2021

En su habitual informe semanal, el ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, actualizó las cifras de la pandemia, reafirmó la conocida posición del gobierno que integra sobre ...

Ciudad

Hacia la compra de vacunas

Hacia la compra de vacunas

28 Mayo, 2021

El titular del Ejecutivo local, Horacio Rodríguez Larreta, envió un proyecto de ley a la Legislatura para que esta faculte a aquel poder a adquirir vacunas contra el Covid-19. En ...

Barriales

Cesac 34: lanzan talleres para adolescentes

Cesac 34: lanzan talleres para adolescentes

26 Mayo, 2021

Propiciado por el Centro de Salud y Acción Comunitaria (Cesac) 34 con sede en la Comuna 11, y con la coordinación y el acompañamiento de la psicóloga y de la trabajadora social de ...

Ciudad

“Crítica y preocupante situación sanitaria”

“Crítica y preocupante situación sanitaria”

21 Mayo, 2021

El Gobierno de la Ciudad acompañará las medidas restrictivas dispuestas para los próximos nueve días por el Ejecutivo nacional con motivo del fuerte aumento de casos de coronavirus...

Secciones

Nosotros

Contacto