tras-carton

9 de julio de 2009

UNA OBRA PARA LA QUE DEBIÓ ENTUBARSE EL ARROYO MALDONADO

La avenida Juan B. Justo cumple 72 años

Por Víctor Pais 

El 9 de julio de 1937 se inauguró el tramo de avenida Juan B. Justo que va desde Santa Fe hasta Nazca. Esta obra resultó ser más compleja que las requeridas para el emplazamiento del común de las calles y avenidas de la ciudad: el arroyo Maldonado, que hoy corre por debajo de ella, debió ser entubado. Recién en 1953 la avenida se va a habilitar completa, como la conocemos hoy en día.


El arroyo Maldonado constituía a principios del siglo XX un torrente arbitrario e imprevisible. En pocas horas, y con la ayuda de una lluvia constante y voluminosa, el arroyo manso se volvía un fenómeno fluvial incontrolable. No podía ser contenido en su cauce y todo lo inundaba. Por la lluvia registrada en los últimos cuatro días de marzo de 1900 cayeron quinientos milímetros, produciendo derrumbe de casas, policías que fueron arrastrados con caballos por la corriente, destrucción de puentes y gran cantidad de pedidos de auxilios en las cien manzanas inundadas.
En 1924 se presenta un plan de canalización. Las excavaciones comienzan en 1928 y en 1933 el entubamiento llegará a la actual calle Bolivia. Sin embargo, la existencia de la avenida, que hoy cumple setenta años, no ha sido factor de impedimento para que, de tanto en tanto, la furia del arroyo, vuelva a hacer implosión desde su entubamiento y vuelva a provocar estragos.
El nombre de Juan B. Justo fue impuesto a la avenida por Ordenanza Nº 5.572 de 1934, cuando todavía  no había sido autorizada la obra y la traza apenas era algo más que un basural con algún que otro potrero.
Un dato de color: la avenida Juan B. Justo pasó a denominarse “17 de octubre” en 1950, aunque luego, por resolución emitida el 12 de octubre de 1955 recobra su nombre actual.


 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar