Logo
Imprimir esta página

Muñecas rotas

Muñecas rotas

Claudia Mac Auliffe y Sonia Novello conforman un tándem actoral de probada trayectoria, al que se suma con acierto la dirección de Alejandro Vizzotti. La muestra más cercana de esta fecunda sintonía es la pieza Sketches de Revista, sobre textos de Harold Pinter, que reunió a los tres allá por el año 2012.
Esta vez, el texto convocante es el de una de las dramaturgas argentinas más reconocidas en el ambiente teatral: Griselda Gambaro. Casi un feliz encuentro –tal es su título– fue escrito en 2007 y, según anuncia el programa, es la primera vez que se representa en el país.
Tona y Laura son dos hermanas que nunca se han querido bien. Rondando la cincuentena y luego de la muerte de sus padres, vuelven a encontrarse. A Tona le tocó quedarse en la casa natal y cuidar a sus padres ancianos en sus largas y previsibles enfermedades; a Laura, en cambio, le tocó irse lejos, muy lejos, a Francia, y regresar al terruño solo esporádicamente, como una visita.
Quizás –una imagina– las cartas podrían haberse distribuido al revés y el resultado sería otro, pero el mismo: Tona allá, Laura acá… El hiato y la extrañeza entre estas dos hermanas parecen irreversibles.
Entre la verborragia cargada de reproches de Tona y el insondable, casi intrigante, silencio de Laura –a ratos interrumpido por una sugestiva tos– los años se desploman, igual que las muñecas que una y otra se rompieron y jamás supieron compartir, y lo único vivo, lo que verdaderamente arde entre ellas es el resentimiento.
Con una puesta mínima y lúgubre, Casi un feliz encuentro se presenta los domingos a las 18 en Elkafka Espacio Teatral (Lambaré 866).

Derechos ReservadosTrasCartón
Diseño Web Codigo Imagen