TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

BA Adop 728X90

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 23 de noviembre de  2017
A+ A A-

El trío más mentado

El trío más mentado

En el espacio cultural Resurgimiento se presentó el espectáculo Tango a tres bandas, en el que participaron los cantores Hernán Genovese, Jesús Hidalgo y Esteban Riera.

El espectáculo formó parte de la programación del Festival y Mundial de Tango 2017, organizado por el Gobierno de la Ciudad y actualmente en curso, y del que Resurgimiento constituye una de las sedes.

Cumpliendo con esa programación, se presentó después el Analía Goldberg trío, integrado por esta en piano, Santiago Polimeni en bandoneón y Walter “Chino” Laborde en canto.

En lo que a Tango a tres bandas se refiere, hay que señalar en primer lugar que quienes participan son buenos cantores, que cuentan con aptitudes vocales y recursos técnicos, de modo que el espectáculo mostró, en general, una dignidad desusada en los tiempos que corren.

Es preciso decir también, sucintamente, que Genovese posee una voz robusta y aterciopelada, y que el dominio de los matices y el original fraseo dotan a sus interpretaciones de una notable fuerza expresiva; que la voz de Hidalgo es profunda y oscura, de gran volumen y potente sonoridad en el registro grave, y que Riera es dueño de una voz clara, brillante en los agudos y de sobrio dramatismo en los graves, y de una gran desenvoltura escénica.

La estructura del espectáculo fue simple: en algunas piezas intervinieron los tres, en otras se combinaron para cantarlas a dúo y no faltaron aquellas en las que eligieron lucirse como solistas.

La función empezó con la interpretación de Yo soy el tango, de Domingo Federico y Homero Expósito, por parte de los tres, cantando cada uno su parte con brío y entusiasmo.

El primer bloque incluyó tres valses: A unos ojos, de Hernán Videla Flores y Carlos Montbrun Ocampo, cantado por Hidalgo y Riera; El viejo vals, de Charlo y José González Castillo, en la excelente interpretación de Genovese y Riera, y Gota de lluvia, de Félix Lipesker y Homero Manzi, que entonaron Genovese e Hidalgo.

Ese mismo bloque dio ocasión de destacarse a los tres con sendas interpretaciones solistas. Así, Hidalgo reveló inesperada (y contenida) ternura en La última, de Antonio Blanco y Julio Camilloni, Riera conjugó sensibilidad y carisma en Barrio viejo, de Guillermo Barbieri y Eugenio Cárdenas, y la recreación por parte de Genovese de La canción de Buenos Aires, de la gran Azucena Maizani, con letra de Manuel Romero, fue uno de los puntos más altos de la velada.

En cuanto al acompañamiento, a cargo al principio de Noelia Sinkunas en teclado y “Moscato” Luna en guitarra eléctrica, se anunció que no era el habitual. Y se notó, pues sonó ruidoso y desacompasado. Otro guitarrista, Rodrigo Albornoz, se incorporó después, sin que el resultado mejorara demasiado.

El siguiente bloque estuvo dedicado a homenajear al Más Grande. Y vale subrayar que los tres interpretaron con respeto y mesura las piezas creadas o consagradas por Gardel, sin vanos intentos de emularlo ni incurrir en la impasibilidad o en la tiesura.

La primera parte del bloque ostentó el acierto de ofrecer piezas folclóricas del repertorio gardeliano. A la zamba Caminito soleado, de Gardel y Le Pera, cantada por los tres (un puro deleite) le sucedió la impecable versión de Genovese de la bellísima canción Guitarra mía, de los mismos autores. A continuación, Hidalgo logró captar y transmitir la gaucha sustancia del triunfo La tropilla, de Mario Pardo y don Santiago Rocca (en la que, dicho sea de paso, se manifiesta contra el maltrato animal) y luego escuchamos la zamba Criollita de mis amores, de Gardel, Le Pera y Battistella, cantada por un Riera en estado de gracia, como dicen en España.

Seguidamente los intérpretes acometieron la prueba más difícil, cantar tangos de Gardel: con mayor o menor holgura, todos la superaron. Genovese eligió Soledad, Hidalgo Golondrinas y Riera Volver. Para cerrar el bloque los tres entonaron el foxtrot Rubias de New York, también de Gardel y Le Pera, que fue coreado por la concurrencia.

En el tramo final, los tres interpretaron dos milongas con letra de Manzi. Primero fue la Milonga sentimental, con música de Sebastián Piana, en la que, a despecho del buen gusto evidenciado antes, inopinadamente pusieron un toque que quiso ser humorístico (¿o tal vez efectista?)

Desafortunadamente, la cosa empeoró con la pieza seleccionada para cerrar el espectáculo. Se trató de la milonga candombe Oro y plata, con música de Charlo. Al igual que en otras piezas del género creadas por Manzi, como Papá Baltasar, Negra María y Ropa blanca (que llevan música de Piana, Lucio Demare y Alfredo Malerba, respectivamente) entre las más conocidas, los versos son hondamente dramáticos, y la vivacidad del ritmo no conspira contra ese dramatismo, sino que lo enfatiza.

Los ritmos afro, o los inspirados en ellos, no son (no tienen que ser) necesariamente alegres; ¿o acaso Bessie Smith demostró jovialidad en Saint Louis Blues, o Paul Robeson manifestó gozo en Let my people go? Y Porgy and Bess no es precisamente un vodevil.

Volviendo a Oro y plata, la historia que cuenta no es original: un hombre pobre llora porque la mujer que ama lo dejó por otro que la conquistó con regalos; el hecho de que los personajes sean negros no hace más que ambientar el conflicto. A fin de cuentas, lo que se evidencia es que todos somos capaces de sufrir. Para expresar ese entramado de pasiones, Manzi recurre a su buen manejo de la rima interna y, como en todas sus obras, logra versos profundos en su sencillez (“no sufras ni la maldigas / que el cielo también castiga / la culpa de la ambición”).

Pero los muchachos prefirieron cantarla en clave de humor. Y entonces surgió, inevitable, la comparación, que no había aparecido antes pero que siempre está al acecho de los nuevos intérpretes de piezas consagradas, y que no por odiosa es menos ostensible. Recordamos entonces que el creador, Charlo, desplegó una amplia gama de matices sin apartarse del dramatismo esencial, al que también honró Argentino Ledesma, para quien el ritmo literalmente restallante del acompañamiento de Carlos García no significó un obstáculo (¿pero cómo hizo para frasear tan bien cantando a esa velocidad?)

Lejos estamos de condenar el humor en el género, que en su riqueza y amplitud ofrece numerosísimas expresiones de ese carácter: sin ir más lejos, basta incursionar en el repertorio gardeliano. Por nuestra parte proponemos, a modo de simple sugerencia, el tango As de cartón, donde el Zorzal interpreta al relator y a tres personajes.

Pero la obra de Manzi no es grotesca, ni siquiera festiva; tiene, en cambio, la serena belleza de la melancolía. Además, el autor de Sur es uno de nuestros más grandes poetas, no solo del tango, sino de la literatura toda (las metáforas que prodigó en Malena y en Che, bandoneón, por ejemplo, son dignas de la más exigente antología); así lo reconoció, entre otros, Marco Denevi, y Olga Orozco nos confió lo mucho que lo admiraba. No merece que jueguen con él.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba

Cultura

Poemario que confirma un rumbo

23 Septiembre, 2017

Poemario que confirma un rumbo

Las cicatrices son señales de que alguna vez hubo heridas. Y que tal vez haya vendas para quitar y recuerdos dolorosos. Pero las cicatrices son también la evidencia de que la vida, aun sumida en el desorden y habiendo sido sometida a contingencias ingratas, puede...

Un rescate de la ópera nacional

21 Septiembre, 2017

Un rescate de la ópera nacional

Obras de compositores argentinos fueron incluidas en un recital de áreas de ópera que se realizó en el Círcolo Italiano, ubicado en Libertad 1264. La soprano Graciela de Gyldenfeldt y el pianista Jorge Ugartamendia estuvieron a cargo de la interpretación. El encuentro fue organizado por...

Bach, Grieg y Piazzolla en una gran noche de cámara

04 Septiembre, 2017

Bach, Grieg y Piazzolla en una gran noche de …

En el marco de la celebración de su 50º aniversario y de una iniciativa del Ministerio de Cultura porteño de llevar la música clásica a los barrios, la Camerata Bariloche, uno de los más prestigiosos conjuntos argentinos de música de cámara, ofreció un concierto en...

Concluyó el Festival de Tango

26 Agosto, 2017

Concluyó el Festival de Tango

Con la consagración de los campeones de baile en la categoría Escenario concluyó la edición de este año del Tango BA Festival y Mundial, organizado por el Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad. Este último evento se desarrolló en el tradicional estadio Luna Park...

Secciones

Nosotros

Contacto