TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

BA Adop 728X90

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 22 de noviembre de  2017

7 de diciembre de 2012

COMPROMISO DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD

En la ex Liga Israelita funcionará un Centro de Salud

Por Haydée Breslav


El secretario de Gestión Comunal y Atención Ciudadana, Eduardo Macchiavelli, y el jefe de Gabinete de la Secretaría General, Alejandro Ameijenda, informaron que el Gobierno de la Ciudad decidió comprar el edificio donde funcionó la Liga Israelita Argentina contra la Tuberculosis, ubicado en la calle Fragata Sarmiento 2152, del barrio de La Paternal, e instalar allí un Centro de Salud.


Lo hicieron durante una reunión que, en instalaciones de la Jefatura de Gabinete, mantuvieron anteayer con integrantes del Colectivo por la Recuperación de la Ex Liga Israelita, encabezados por los miembros de la Junta Comunal 15, Carlos “Lito” Grisafi (Frente para la Victoria) y Carlos Méndez (Buenos Aires para Todos) y su colega de la Junta Comunal 11, Paula Resels (Partido Socialista Auténtico).

Según nos refirió Méndez, un componente del Colectivo había logrado, días antes de la noticia, establecer contacto con Ameijenda, quien en una comunicación telefónica le había anunciado que “el jueves [por ayer] habría novedades, porque entre el lunes y el martes últimos [el jefe de Gabinete del Gobierno de la Ciudad, Horacio] Rodríguez Larreta y la ministra de Salud [Graciela Reybaud] se habían reunido por este tema”.

Sin embargo, movidos por la lógica ansiedad, unos cincuenta miembros del grupo resolvieron apersonarse en la Jefatura de Gabinete “por una respuesta”.

“Decidimos entrar por Rivadavia y sentarnos en el hall de atención al público de la dependencia; después de media hora de espera nos atendieron Ameijenda y Macchiavelli, este último en tanto hombre de confianza de Rodríguez Larreta, quien, según explicó, estaba ocupado con otros temas y le había pedido a él que nos atendiera”, cuenta Méndez.

En un principio, la reunión presentó algunas asperezas. “Se mostraron molestos ante lo que llamaron una intrusión de nuestra parte; nos dijeron que no había necesidad de actitudes como esa porque ya había una conversación encarrilada”.

La respuesta de los concurrentes fue rotunda. “Se les replicó que la gestión macrista no es precisamente creíble, sobre todo si se tiene en cuenta que, a un año de haberse establecido las comunas, el Gobierno central no les transfirió las competencias ni les otorgó el presupuesto correspondiente”.

No obstante, los ánimos se fueron morigerando y el diálogo pudo transcurrir fluido, y hasta cordial.

En ese contexto, los funcionarios “anunciaron que el Gobierno de la Ciudad había tomado la decisión de adquirir el inmueble y destinarlo a Centro de Salud (CeSAC), haciendo cumplir la ley 3.011”.

“Por otro lado”, continuó el representante de Buenos Aires para Todos, “nos ofrecieron que un integrante del Colectivo pudiera realizar el seguimiento de los distintos trámites, como la compra del predio, las licitaciones y demás”.

A su juicio, esa función podría estar a cargo de Grisafi “porque es el responsable del área de salud en la Junta Comunal”.

Macchiavelli y Ameijenda explicaron además que “el proceso para poner en funcionamiento la Liga constaría de tres partes: compra del inmueble, puesta en valor y equipamiento, y que la idea era ejecutar las dos primeras al mismo tiempo”.

Así, hicieron saber que “las diligencias de la compra durarían aproximadamente cuatro meses, y estaban preparando los trámites licitatorios para las reparaciones necesarias, para lo cual ya habían pedido los planos al síndico de la quiebra de la Liga”. Manifestaron asimismo que “ya tienen asignado el personal”.

Por su parte, los vecinos plantearon un encomiable requerimiento. “Les pedimos que la ministra fuera al lugar para hacer los anuncios en conferencia de prensa con los medios barriales; nos dijeron que no podían asegurar si iría ella, de no ser así concurriría un subsecretario del área”.

Y como dijo el bardo inglés, “a buen fin no hay mal principio”. Es así como el próximo lunes, a las 20, en la puerta del edificio de la ex Liga, “se hará una choriceada para festejar y a la vez para despedir el año. Están invitados todos los vecinos”, concluyó Méndez.

Secciones

Nosotros

Contacto