TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

728x90julio

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 17 de julio de  2018

7 de noviembre de 2012

74° ANIVERSARIO DE LA ESCUELA DELFINA DE VEDIA DE MITRE

Grata e importante celebración

Por Haydée Breslav


Alcanzó lucidos contornos el acto realizado en la Escuela Delfina de Vedia de Mitre, ubicada en la calle Caracas 2372, de Villa del Parque, para celebrar el 74° aniversario de su fundación. En la oportunidad, se inauguró un imponente mural realizado por los alumnos en una de las paredes interiores del establecimiento.


El acto, que se desarrolló en el patio trasero de la escuela, contó con la coordinación de las docentes Adela Martínez y Silvia Quintana.

Asistieron el jefe de Gabinete de la Dirección General de Educación de Gestión Estatal del Gobierno de la Ciudad, Roberto Chiti, quien lo hizo en representación del titular de esa dependencia, Max Gulmanelli; la asesora de Educación Primaria de la Dirección General de Planeamiento Educativo, María José Orueta; la coordinadora general del Programa Plurilingüe, Laura Castillo; la coordinadora de Lengua Francesa, Mónica Vidal; las supervisoras de Idiomas Extranjeros Latinos, de Idioma Inglés, de Educación Plástica y de Educación Artesanal y Técnica, Adriana Victorica, Alicia Rellán, Gabriela Schoeller y Julia Tujague, respectivamente; las supervisoras escolares de Educación Primaria Delia Podgorni y Patricia Morrone; el supervisor adjunto Guillermo Flores; directivos y docentes de otras escuelas del Distrito 14 y del 18, padres de alumnos y alumnos.

En primer término, a los acordes de la marcha Mi bandera, hizo su entrada la bandera de ceremonia, portada por Lautaro Ibars Pistone y escoltada por Gilda Hilarión Sirpa y Nahuel Pagano, todos ellos alumnos de séptimo grado, acompañados por el profesor de Educación Física Enrique de Crescenzo.

Después de la ejecución del Himno Nacional y del himno a Sarmiento, que fueron coreados por la concurrencia, conducida por la profesora de música Flavia Gubitta, habló el vicedirector Julio Garbini, quien comenzó por evocar a Delfina de Vedia de Mitre, “una mujer del siglo XIX que modeló un carácter a una existencia que alternó el rigor con la dulzura”, expresó.

Rescató facetas poco conocidas de la personalidad de la patrona del establecimiento, manifestando que “doña Delfina, con un raro talento, ayudó eficazmente al general Mitre, su esposo, en encontrar los recursos que faltaban y suplir a los escritores haciéndose ella misma escritora; colaboraba en todas las secciones del periódico, escribía y traducía el idioma francés”.

Luego de otras consideraciones se refirió a la educación en el siglo XXI, en el que se observan, señaló, “diversidad cultural, arte, ciencias tradicionales y nuevas ciencias, creencias y el aprendizaje de otras lenguas”.

Hizo notar seguidamente que “la educación cada vez está más especializada, incorporando las nuevas tecnologías”, y definió a “la escuela como un puente hacia la vida social adulta, reproduciendo y creando cultura” con “maestros y alumnos como gestores del acto educativo”.

En ese sentido, precisó: “Esta escuela, la 26, del Distrito Escolar14, de modalidad plurilingüe, sigue ofreciendo un espacio para que nuestras posibilidades y nuestros campos de acción nos ayuden a construir una visión del mundo con más dimensiones. Tenemos elementos para esto: la pasión, la fuerza, las ganas de conocer, de participar, en especial las ideas nuevas y el corazón joven”.

Y concluyó: “Es por esto que en el proyecto del mural cada venecita o cada pedacito de azulejo se conformaron como las piezas de un rompecabezas y con esfuerzo y trabajo diario, colaborativo y cooperativo, de cada miembro de la institución y de la comunidad toda, se llegó al producto final”.

El mural

A renglón seguido se anunció el descubrimiento del mural y se invitó a hablar a la profesora de Artes Plásticas, Teresa Ruiz, quien tuvo a su cargo la coordinación de la ejecución de la obra.

En primer término describió los distintos pasos del proceso creativo. “Partimos de bocetos individuales que fueron realizados el año pasado por los alumnos de sexto y quinto grado, luego los demás grados se fueron incorporando y todos efectuaron de alguna manera una actividad en el trabajo general para lograr este producto final”.

Y estimó: “Creo que los chicos pudieron lograrlo porque el objetivo fundamental de este trabajo fue acercarlos a una nueva forma de expresión: el arte mural, el arte musivo; y a la vez, embellecer los espacios de la escuela”.

Consideró asimismo que “fue un gran plan de trabajo que tuvo diferentes etapas, del boceto individual al boceto final, que hubo que fraccionarlo en bloques y aplicar la técnica del mural con la malla, las venecitas y las gemas”.

Y enfatizó: “Fue un gran trabajo no sólo colaborativo sino también creativo, en el que pudieron desarrollar plenamente todos los conocimientos”.

Después, en una breve intervención, la coordinadora Schroeder puntualizó: “Es realmente un trabajo en equipo, pero estos siempre requieren una coordinación que los lleve adelante”.

“Comenzamos con una capacitación en la técnica del mosaico, y Teresa juntó varios chicos y empezaron a trabajar desde una actividad individual hacia una actividad colectiva, en la que pudieron expresarse con mucho color y con mucha imaginación, y que pronto formó parte de un trabajo de todos”, contó. Finalmente, felicitó “a todos por el compromiso y el trabajo colectivo”.

Seguidamente, junto con la directora y Héctor, Mariano y Ramiro como “representantes de todos los chicos de la escuela”, procedió a descubrir el mural, que fue recibido con aplausos y otras muestras de aprobación.

Se desarrolló después un espectáculo artístico que contó con la participación de alumnos de todos los cursos. Si bien todos los números fueron de parejo nivel, cabe destacar el desempeño del coro preparado por Flavia Gubitta y Guillermo Marchenat, quien también tuvo a su cargo el sistema de sonido.

Cerró el acto la supervisora Victorica, quien felicitó “a toda la comunidad educativa” por “el trabajo y el compromiso” y señaló: “Este mural va a dejar una huella importante en esta institución, y espero que cada vez que lo vean recuerden todo lo que significó la construcción de este hermoso trabajo”.

Con respecto al espectáculo, resaltó “la presencia de distintos lenguajes: el artístico, el vocal, el corporal, el de lenguas extranjeras, todos valiosos para el crecimiento de nuestros chicos”. Y dejó “el deseo de que sigan trabajando con este mismo compromiso”.

“Trabajamos mucho el arte y la música”

Según nos informó la directora, Marisa Tornese, se trata de una escuela de jornada completa y de modalidad plurilingüe, que imparte la enseñanza del idioma francés desde el primer grado, y de esa lengua y de la inglesa desde el cuarto al séptimo.

Concurren al establecimiento ciento cuarenta alumnos. “Tenemos una sección de cada grado”, dijo la directora, quien precisó: “Recibimos chicos del barrio y algunos del asentamiento La Carbonilla”.

“Trabajamos mucho el arte y la música como medios de levantar el espíritu de los niños y de posibilitarles la apertura a nuevos horizontes”, destacó.

Completan el equipo de conducción el vicedirector Julio Garbini y la secretaria Patricia Edo.

Secciones

Nosotros

Contacto