TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

ban1217

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 15 de diciembre de  2017

29 de agosto de 2010

IMPORTANTE DISTINCIÓN A UN POETA

Roberto Díaz recibió el premio Santa Clara de Asís

 

Por Haydée Breslav 

En el transcurso de un acto realizado en el Plaza Hotel, el poeta y autor de tangos Roberto Díaz recibió el premio Santa Clara de Asís, otorgado en reconocimiento a “su compromiso con la realidad, con una profunda exaltación de valores morales, trayectoria literaria y por el clima profundamente ético que imprime a sus obras”.

No es el único premio que Díaz ha recibido a lo largo de su fecunda y significativa trayectoria poética, que reúne más de doce libros: el último, Música de ausentes, es de 2006; el primero, Epitafio del gris, fue seleccionado en 1965 por el grupo El Pan Duro, que entonces integraba, para su publicación por la editorial La Rosa Blindada.
Así, obtuvo el primer premio de poesía en lengua española Silarus (Palermo, Italia, 1977) por su libro Ciudad buscada, mientras que Toda sed y toda fuente le valió al año siguiente el preciado primer premio Carabela de Oro, de Barcelona. En 2008 resultó finalista en el premio Reina Sofía.
Paralelamente, Díaz ha desarrollado una destacada tarea periodística, habiendo publicado en distintos diarios y revistas de nuestro país; dos recopilaciones de esos trabajos dieron lugar a sendos libros. También colaboró en medios de Orense, Barcelona, México y San José de Costa Rica; en esta última ciudad recibió en 1984 el premio internacional de prensa Rigoberto Cabezas, por su “lucha a favor de la libertad de expresión en el Continente”. Asimismo, el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires le otorgó en 1998 el premio “al mejor columnista en temas de interés general”.  
Como autor, ha producido una obra que jerarquiza al tango canción de esta época. En esa faceta ha obtenido numerosas distinciones, entre ellas el premio Gardel, discernido en 1990 por la entonces Municipalidad de Buenos Aires, por su tango Como me gusta, con música de Saúl Cosentino; el primer premio en el concurso Enrique Santos Discépolo, organizado en 1999 por la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Buenos Aires, por el tango Así es la noche, con música de Reynaldo Martín, y el primer premio en su categoría en el concurso de tangos, valses y milongas del Fondo Nacional de las Artes, por Milonga de noche larga, también con música de Martín, y otorgado en 2007.
Ese año fue distinguido por la Legislatura, que lo designó Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.
Recientemente ha incursionado en el género policial con Un hurón en las calles, un apasionante thriller que tiene por escenario a Buenos Aires.
“Lo único que hay que hacer con su poesía es disfrutarla despacio, en soledad y en silencio, y después llevarse dentro de uno la felicidad de haberla gozado”, le escribió Marco Denevi.
Y el entrañable Lubrano Zas, en su prólogo a Crónicas para el desayuno, libro que reúne distintos trabajos periodísticos que Díaz firmó con el seudónimo Cyrano, le dedicó los siguientes conceptos: “Es el hombre, el poeta frente a la sociedad en crisis de la cual él no puede –no quiere– evadirse. Quizá, sin proponérselo, ha nombrado las pequeñas cosas que hacen a la vida misma, y se ha revelado ante todos y ante todo, inexitista, es decir, antifacilista, para dictarnos seguramente una lección: El escritor es el hombre. Su comportamiento empuja su obra, la completa”.

Secciones

Nosotros

Contacto