TPL_GK_LANG_MOBILE_MENU

BA Adop 728X90

Desde las Comunas 11 y 15 de la Ciudad de Buenos Aires
 23 de noviembre de  2017

12 de noviembre de 2008

VILLA MITRE FESTEJÓ Y VA POR MAS

Jubiloso y expansivo encuentro barrial

Por Víctor Pais

En las primeras horas de la agobiante tarde del pasado domingo 9 comenzó el largo festejo por el centenario de Villa General Mitre en la Plaza Roque Sáenz Peña.

Trece fueron las entidades organizadoras: los centros culturales La Paternal-Villa Mitre, Alberto Olmedo y Resurgimiento; el Foro de Estudios Históricos de Villa Mitre y La Paternal; la Asociación Amigos de la Avenida San Martín y Adyacencias; la Asamblea de Vecinos de Villa Mitre y Santa Rita; la Murga Los Insaciables de La Paternal; la Feria de Artesanos El Ceibo; los periódicos Todo Paternal, Nuestro Barrio y Tras Cartón; y la Comisión por la Memoria y la Justicia de La Paternal y Villa Mitre.
Hubo, además, tres instituciones más que estuvieron presentes en calidad de participantes: los clubes Imperio Juniors y Argentinos Juniors, y el Centro de Jubilados El Sauce. La actividad contó con el auspicio del Centro de Gestión y Participación Comunal (CGPC) 11.
Toda este espectro barrial se vio reflejado en los puestos montados por la mayoría de las entidades que, en algunos casos, contaban con vistosos carteles identificatorios. De esta manera, se expandió considerablemente la ya clásica estructura de puestos que los artesanos conforman todos los fines de semana.
Cuantiosa y de excelencia fue la oferta musical a la que se sumó un número rutilante de nuestra danza ciudadana. Y el final fue un cuadro que difícilmente se despegue de las retinas de los ojos que lo vieron: “Todos juntos y a la par”, ese tema de Pappo que es ya como un himno en esa plaza tan plenamente identificada con su figura, y cerca de doscientas personas coreándolo y rodeando a los músicos de Los Pampas y Pájaro Metálico y a Liliana Napolitano, la emocionada hermana del idolatrado blusero, que cantaba a dúo con Víctor, el carismático vocalista del grupo nombrado en primer término.
Otros destacados hechos fueron las entregas de diplomas que se fueron efectuando de manera dosificada –ya que eran muchos– en distintos momentos de la jornada. Tuvo su efecto poético, tal vez por lo fugaz, la huida del globo lila de helio, que se llevó hacia el cielo los deseos que decenas de vecinos habían escrito en pequeños papelitos. Y, en el transcurso de esa tarde-noche, hubo palabras de muchos al público, y entre todos esos muchos, fue particularmente conmovedor escuchar a Lydia Schiuma, del Foro de Estudios Históricos de Villa Mitre y La Paternal. Con sus 73 años, casi todos vividos en el barrio, la pasión por la investigación y la difusión histórica, recordó la lucha de las generaciones que nos precedieron por hacer habitable estos pagos y todo su relato estuvo marcado por un profundo sentimiento de pertenencia. “Estoy orgullosa de ser vecina de Villa Mitre”, logró articular al final de su discurso con la voz ya quebrada por la emoción.

Secciones

Nosotros

Contacto